Hace unas cuantas décadas la formas de transmitir un mensaje eran totalmente limitadas, los medios no eran los suficientes para que un mensaje llegase a todo el mundo; por ejemplo, fue solamente desde la invención de la primera imprenta que pudo darse a conocer el mensaje de Dios a través del papel (La Biblia de Gutenberg 1450) y estamos hablando que esto fue solamente hace 571 años. Al pasar de los años la forma de compartir un mensaje masivo se fue concibiendo mucho mejor, y ya no solamente es algo utópico, sino más bien una posibilidad real y vigente.

Algo interesante es que, aunque nuestro mensaje nunca ha cambiado y nunca cambiará, la forma de llegar a las personas si: partiendo desde un discurso en una plaza o una disertación en un monte, hasta una tendencia o una notificación que llega a millones a través de alguna aplicación. ¡Esto es una gran oportunidad para nosotros, pues nuestra misión es poder anunciar las buenas noticias a todas las personas! Pero esto también nos impulsa a explorar y usar estas nuevas plataformas de la mejor forma posible.

La oportunidad que tenemos hoy es impresionante -y solo la tenemos nosotros-, que somos una generación nativa en las nuevas tecnologías, y a través de ella pretendemos llevar nuestro mensaje a todos los rincones, utilizando la gran cantidad de canales de comunicación que hoy tenemos. 

¿Te has preguntado, cuál es la forma más directa de llegar a un público objetivo hoy día? no es un misterio: la respuesta es el internet y de la misma forma en que muchas personas han querido sacar provecho de una manera indebida, nosotros usaremos este medio para dar a conocer el Mensaje de Cristo.

Actualmente, para hacer llegar un mensaje a los lugares más alejados del mundo, solo basta con dar un clic y este, casi que instantáneo cumple con su objetivo que es comunicar. Podríamos decir que las barreras que impedían dar a conocer el mensaje de una forma rápida ya han caído y tenemos la posibilidad de que muchas personas conozcan lo que nosotros queremos mostrar.

Cuando nos embarcamos en todo este mundo de los medios tuvimos algo claro: queríamos dar todo de nosotros para que el mensaje nos sea solamente llamativo para los que ya lo han oído, sino que sea igual de llamativo para los que están en lo más alto de la industria y tal vez nunca lo han escuchado

Teniendo en cuenta esto y la responsabilidad que se adquiere al dar un mensaje en este momento, queremos no solo hacer algo de muy buena calidad, sino algo que nos permita impactar muchas vidas: el resultado de esta decisión fue Rose, nuestra forma de impactar la vida de muchas personas y cumplir la misión de dar el mensaje del evangelio. 

Al visualizar el trabajo de este cortometraje, la audiencia podrá tener la experiencia de conocer a Jesús y entender cómo puede transformar vidas, es un contenido exclusivo al cual podrán acceder todas las edades y entenderlo de manera llamativa para las generaciones actuales y venideras.

Tu puedes ser parte de esa gran voz que va a impactar a millones de vidas con el mensaje del evangelio a través de Rose. ¿Quieres saber cómo puedes hacerlo? visita nuestra página web: https://visionart-studios.com/rose/

×

Hello!

Selecciona uno de nuestros representantes para recibir información o contactanos al email contactanos@visionart-studios.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?